¿Te han multado o has sido sancionado debido a una infracción de tráfico? ¡Aún puedes recurrir! ¡Infórmate con uno de nuestros abogados expertos en sanciones y multas y evita tener que pagar!

¿Cuándo recurrir una multa de tráfico?

El aumento de la cantidad de multas, que en muchas ocasiones tiene un carácter más recaudatorio que realmente un propósito de prevención, ha hecho que cada vez surjan más especialistas en recurrir estas multas ya que, como sabemos, la mayoría de las sanciones de tráfico no se limitan a una sanción económica, sino que además conllevan la pérdida de los puntos del carnet vinculados con la sanción.

Se puede recurrir una multa de tráfico desde el primer momento en el que se reciba el documento, con la única excepción de que constituya un delito penal. Siempre que se nos notifica una denuncia, podemos presentar alegaciones o bien realizar el pago reducido del 50% en un procedimiento más breve.

Nosotros, como abogados especialistas en sanciones y multas de tráfico, siempre recomendamos a nuestros clientes que si la multa ha sido impuesta de manera injusta no se conformen con el pago reducido, dado que mediante el recurso pueden evitar tener que pagar la totalidad de la multa, así como la pérdida de puntos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la presentación de un recurso no garantiza la anulación de la sanción, todo dependerá del tipo de infracción y de las circunstancias en las que fue cometida.

Tipo de infracciones de tráfico

Hay diversas infracciones de tráfico que se dividen según su gravedad, ya sea leve, grave y muy grave, todas ellas susceptibles de recurso administrativo.

Infracciones muy graves – Excederse en más de un 50% de la velocidad establecida como máxima, conducir bajo los efectos de las drogas o del alcohol en tasas superiores a las estipuladas, negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia y/o intoxicación, conducir de forma temeraria, realizar carreras no autorizadas y ocupar en más de un 50% el número de plazas establecidas para un vehículo.

Infracciones graves de tráfico: arrojar objetos a la vía, realizar paradas o estacionamientos en sitios que obstaculicen gravemente el tráfico, circulan sin luces o deslumbrando al resto de vehículos, utilizar teléfonos móviles mientras se conduce, instalar inhibidores de radares, no usar el cinturón de seguridad, no respetar los semáforos en rojo, el ceda al paso o la señal de stop y circular con menores de 7 años en motocicletas, entre otras.

Infracciones leves de tráfico – Todo el resto de infracciones que no se encuentren regladas dentro de las infracciones muy graves o graves.

Por norma general, las infracciones leves se sancionan con multa de hasta 100 euros, las graves con multa de 200 euros y las muy graves con 500 euros. Sin embargo, dicho importe puede aumentar hasta en un 30% dependiendo de la gravedad, los antecedentes del infractor y del riesgo ocasionado. Además, cuando se trata de una infracción por no respetar los límites de velocidad la cantidad varia según la tabla vigente de la Dirección General de Tráfico.

Evita tener que pagar tu sanción interponiendo un recurso por la vía legal con nuestros abogados expertos en multas de tráfico. ¡Saldrás ganando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *