¿Eres uno de los afectados por las cláusulas suelos y quieres que te devuelvan lo que es tuyo? ¡En Maso Abogados en Gandia te ayudamos a conseguirlo!


¿Qué es la cláusula suelo?

Durante más de diez años, muchos contratos hipotecarios incluían una cláusula en la que se estipulaba un interés mínimo a pagar en cada mensualidad que funcionaba de manera independiente al del mercado. Es decir, que aunque el interés del mercado bajara la mensualidad de la hipoteca seguía siendo la misma, lo que evidentemente perjudica a los intereses de los propietarios del inmueble.

Pero es que además muchas personas firmaban estos contratos hipotecarios sin ser conscientes de lo que realmente significaba esta cláusula así que cuando lo descubrieron lo denunciaron ante las entidades correspondientes.

Finalmente, una Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de Diciembre de 2016, ha establecido que las entidades bancarias han de devolver las cantidades pagadas de más debido a esta cláusula.

¿Cómo saber si soy un afectado por la cláusula suelo?

Para saber si estás afectado por la cláusula suelo has de revisar tu hipoteca punto por punto. Normalmente figura con el nombre de “limites de la aplicación de interés variable”, “limite de la variabilidad” o “tipo de interés variable”.

En cualquier caso si firmaste tu hipoteca entre los años 2001 y 2012 y tu mensualidad no ha descendido desde el año 2009 es bastante probable que en tu contrato figure esta cláusula.

¿Cómo puedo recuperar el dinero que me cobraron de más por la cláusula suelo?

Para recuperar el dinero que te cobraron de más por la cláusula suelo requieres de un abogado especialista en este tipo de procedimientos debido a que los bancos no tienen la obligación de devolverlo y menos íntegro pero con un asesoramiento jurídico apropiado puedes conseguirlo sumándole además los intereses que ese dinero ha generado.

En Maso Abogados en Gandia te ayudamos a obtener la nulidad de la cláusula suelo, a realizar el cálculo del dinero perdido y a solicitar la devolución del mismo.  ¿A qué estás esperando para recibir el dinero que por ley te corresponde? ¡Contáctanos para que nos encarguemos de tu caso!